Los gatos se comerán a un humano muerto si tienen la oportunidad, según un estudio

Los gatos se comerán a un humano muerto si tienen la oportunidad, según un estudio

Los investigadores encontraron que los gatos preferían el tejido blando, especialmente en el hombro y el brazo.

Al parecer, los gusanos no son las únicas criaturas con un gusto por la carne humana: los gatos también disfrutan de cenar con los muertos.

Mientras estudiaban cómo se descomponen los cuerpos humanos, unos investigadores observaron a dos felinos salvajes festejando con los cadáveres que quedaron fuera de la Estación de Investigación Forense de la Universidad de Colorado Mesa durante casi 35 días seguidos.

Aunque el sitio tenía un buffet de más de 40 cuerpos diferentes para elegir, los gatos regresaron al mismo cuerpo cada noche: uno era un hombre de 70 años y el otro cuerpo de una mujer de 79 años.

Los investigadores encontraron que los gatos preferían el tejido blando, especialmente en el hombro y el brazo.

Sin embargo, el equipo observó que estos patrones se parecen más a un gato montés para buscar comida que a los gatos domésticos.

Una granja de cadáveres
La Estación de Investigación de Investigación Forense de la Universidad de Colorado Mesa es una instalación conocida como “granja de cuerpos” que utiliza cadáveres donados para investigación y enseñanza.

Científicos y estudiantes documentaron lo que sucede con los restos humanos en descomposición para ayudar a las fuerzas del orden público, médicos forenses y examinadores médicos a determinar “qué es natural que le sucede a un cuerpo y qué no es natural”, señaló Melissa Connor, profesora de antropología forense y directora de la estación, informó The Washington Post .

El equipo estaba aprendiendo cómo se descomponen los cuerpos humanos, que colocaron fuera de la “granja de cuerpos”, luego documentaron y fotografiaron lo que observaron.

Sin embargo, vieron a dos gatos salvajes que deambulaban por la zona buscando comida. Los gatos no viajaron juntos.

El estudio informó que un “gato rayado” violó la seguridad y se observó que consumía un cuerpo que pertenecía a una mujer de 79 años.

El equipo colocó el cuerpo debajo de una jaula para no perturbar su propio estudio, lo que mantuvo al gato alejado hasta que se quitó la jaula: el animal rayado regresó poco después para devorar el cuerpo.

gatos
Preferencia por el tejido blando
Un segundo gato, que era completamente negro, llegó trotando poco después, pero los científicos lo dejaron ir hasta que se saciara.

Este felino eligió los restos de un hombre de 70 años que estuvo fuera de las instalaciones durante casi una semana.

Los investigadores descubrieron que tenía un gusto por el lado izquierdo del cuerpo, prefiriendo el brazo y el abdomen. Los expertos encontraron que aunque los gatos tenían un buffet de más de 40 cuerpos para elegir, cada uno regresó al cadáver que había seleccionado una y otra vez.

Y los dos también mostraron preferencia por el tejido blando que había sido dañado previamente.

“La teoría principal es que los gatos son, como, quisquillosos. Una vez que encuentren un alimento que les guste, se quedarán con él”, comentó García, el autor principal del artículo, que se publicó en el Journal of Forensic Sciences.

Las marcas de las garras que quedan en los cuerpos se consideran “científicamente valiosas” porque esta actividad rara vez se documenta.

Fecha Publicacion: 2020/01/17

Fuente: Fayerwayer: Deivis Rodríguez

Galeria de Imagenes

Publicidad

  WEB IProcess Pyme LITE!

  Ideal para pequeñas empresas que necesitan módulos productivos, 10 email corporativos, 5 secciones, catálogo de 20 productos, 5 campañas SEO, e-commerce.

Publicidad

  WEB IProcess Pyme LITE!

  Ideal para pequeñas empresas que necesitan módulos productivos, 10 email corporativos, 5 secciones, catálogo de 20 productos, 5 campañas SEO, e-commerce.


Global PageViews